miércoles, 23 de enero de 2013


BREVE HISTORIA DE LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD

 1.- Historia

Estos nacieron en Mallorca, España, al finalizar los años cuarenta. Se propagaron a otros países a partir de 1953, y hoy se dan en casi todos los países de los cinco continentes.

   Estos cursillos, fue el resultado de una larga preparación de muchas experiencias y de muchos trabajos de un equipo de eclesiásticos y seglares, con el soplo del espíritu santo que dirige, guía y perfecciona a su iglesia renovando la faz de la tierra.

   Cuando el obispo Juan Hervás se hizo cargo del gobierno de la diócesis de Mallorca, se trazó un programa de actuación en el que figuraba como primer objetivo el preparar conscientemente el equipo de sus más inmediato colaboradores: sacerdotes y seglares, quienes bajo su dirección y vigilancia, se dedicaron a buscar los medios más conducentes para la realización del programa pastoral del obispo. De esa inquietud encarnada principalmente en sacerdotes y dirigentes del consejo de jóvenes de acción apostólica, nacieron los cursillos de cristiandad.

   Este consejo organizaba anualmente una peregrinación a Santiago de Compostela. Previamente, preparaban a los jóvenes que habían de participar en dicha peregrinación y su organización mediante “cursillos para adelantados de peregrinos”, en números de seis, uno cada año, a partir de 1941.

   Luego se dieron cinco “cursillos de jefes de peregrinos”, para aquellos responsables de la peregrinación a nivel regional. Y por fin, de aquellas experiencias optimistas y fructuosas, nacieron los “cursillos de cristiandad”, con las características y la mentalidad idénticas a las que prevalecen hoy.

   El primero de estos cursillos se celebró el 7 de enero de 1949, en el monasterio de San Honorato del monte luliano de randa en la diócesis de Mallorca. Y se llamó “cursillo de formación y apostolado” (nunca se les llamo así), luego llevaron el nombre de “cursillos de juventud” y luego “cursillos de conquista”

   Es interesante conocer los nombres de quienes dirigieron este primer cursillo: directores espirituales, don Guillermo Payeras y don Juan Capo. Rector: Eduardo Bonin. Profesores (dirigentes) Bartolomé Riutort, Andrés Rullan, y Guillermo Estaleras. Auxiliar Guillermo Font.

   No fue sino hasta diciembre de 1953 en la XV asamblea diocesana de la juventud de acción apostólica, que monseñor Hervás, obispo de la diócesis de Mallorca, recogiendo la significación  que Pio XI y Pio XII habían dado a este vocablo: cristiandad, les puso “cursillos de cristiandad”.  Pio XI decía que había que construir una cristiandad, ejemplo y guía para el mundo profundamente enfermo. Y Pio hablo varias veces de la necesidad de hacer cristiandad, de estructurar cristiandad, vertebrar cristiandad. Esta era pues, la palabra justa que debía añadirse como apellido a los cursillos, que no pretendían otra cosa que renovar cristianamente la sociedad.

   Todo esto llevo al descubrimiento de las líneas fundamentales y la mentalidad del movimiento, que son:

 a).- una concepción triunfal del cristianismo.-

“esto os lo he dicho para que tengan paz en mí, en el mundo han de tener tribulaciones, pero confíen: yo he vencido al mundo”. (jn.16, 33).

“buscad primero el reino y su justicia, y todo eso se os dará por añadidura”. (mt. 6,33).

 Se trata del cristianismo autentico y verdadero que es la solución a todos los problemas humanos.

 b).- un concepto dinámico del catolicismo militante.-

Esto significa, que el apostolado no es actividad extra, sino una exigencia de la vida cristiana, es un concepto activo, dinámico y militante. Con el ejemplo que arrastra y guía, que es fermento vivo del mundo y sal de la tierra.

 c).- un conocimiento profundo exacto de los hombres de hoy.-

Conocimiento de sus preocupaciones, sus problemas, sus angustias el terreno que pisan y las circunstancias en que se mueven. Conocimiento sacado, no de la teoría, sino de la vida misma, de la convivencia íntima con la masa como fermento evangélico y eficaz.

 d).- una predicación del dogma, que tenga en cuenta las condiciones de predicar el dogma con las adaptaciones en el lenguaje y la forma, teniendo en cuenta las condiciones en que viven nuestros hermanos, sus necesidades y el ambiente actual.

 e).- una firme convicción de que es realmente posible que cuantos vivan al margen de la religión sientan el fuerte llamamiento de la gracia y se entreguen totalmente a Cristo.-

Estar convencido de que esto es posible siempre que se presente a Jesucristo y a su iglesia tal como son, con toda la verdad y en toda su grandeza.

 Como dato histórico es interesante saber que el 14 de diciembre de 1963 a petición de todos los cursillistas y por conducto del eximo. Sr. cardenal Benjamín de arriba y castro, arzobispo de Tarragona, el Papa Pablo VI otorgo la obra de cursillos de cristiandad el *breve pontificio, en el que nombraba, constituía y declaraba al apóstol de las gentes, San Pablo patrono celestial ante Dios, con todos los honores y privilegios litúrgicos, del movimiento de cursillos de cristiandad.

2.- En la República Mexicana

 Ahora vamos a saber sobre los cursillos en la República Mexicana y en nuestra diócesis de Yucatán: el primer cursillo que se llevó a cabo en nuestra República se celebró en la hacienda la labor, de Morelia, Michoacán en enero de 1957 y fue para mujeres. Lo dirigieron señoritas de la juventud femenina de acción católica de Colombia y Cuba, que por entonces celebraban ahí una convivencia. El padre Sánchez tinoco se fijó en el fervor de aquellas jóvenes, y le dijeron que se debía a que habían tomado un cursillo de cristiandad. Se interesó y consiguió lo elemental necesario y dio el cursillo, siendo director espiritual un padre colombiano ayudado por el padre Sánchez tinoco, entonces asistente de la acción apostólica.

   Otro cursillo se celebró en el santuario de Atotonilco, en San Luis de la Paz, Guanajuato, en agosto de 1958 y fue para hombres.

   Y al fin tuvo lugar en cursillo para hombres del distrito federal el 12 de noviembre de 1958 en el instituto queretano de los hermanos maristas, y uno para mujeres el 21 de febrero de 1959.

   Estos cursillos se realizaron por el interés que despertó en el padre Pedro Hernández Duran, por el cursillo que tomo en Cd. Real, España, que lo llevo a solicitar al eximo. Y reverendo Sr. arzobispo primado de México, Dr. Miguel Darío Miranda su autorización y bendición para iniciar los cursillos en la arquidiócesis de México.

*breve pontificio, es el documento que se usa para llevar la correspondencia política de los papas y dictar resoluciones sobre el gobierno de la iglesia.

   De ahí comenzaron a propagarse en México con rapidez asombrosa, se creó el primer secretariado nacional del mundo, y llego a Yucatán celebrándose el primer cursillo el 24 de noviembre de 1961 en la hacienda Chehi de Díaz, de Mérida. Siendo el director espiritual el Pbro. Pedro Hernández Duran. Rector, el Sr. Roque González. Dirigentes, Jesús Gallardo, Pablo González López, Francisco Rodríguez G. y Mario Reynoso Rodríguez. También participaron los sacerdotes: Fernando Ávila Álvarez, ramón Bueno y Bueno, Joaquín H. Ricalde Sansores, Antonio Pech Navarro, Álvaro Gracia Aguilar y Javier Flota García.  También participaron los hermanos José Álvarez García y Rafael Álvarez Santana, Luis Pech Cauich y el Sr. Iván Buenfil Alonso.

   Y para finalizar esta breve historia, es importante saber que la escuela de dirigentes se formó en la etapa de los cursillos de jefes de peregrinos en el año de 1944, que continuo en los cursillos de conquista, hasta llegar a los cursillos de cristiandad. Fue ese ambiente, esa mentalidad nueva, ese núcleo de ideas, las que cristalizaron en la escuela de dirigentes. Es esta misma escuela con la misma mentalidad, la que hoy te brinda la oportunidad de servir a Jesucristo y a su iglesia, poniendo en tus manos esta maravillosa obra de apostolado que son los cursillos de cristiandad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada